Academia

DIMENSIÓN SOCIO-AFECTIVA

La comprensión de la dimensión socio-afectiva hace evidente la importancia que tiene la socialización y la afectividad en el desarrollo armónico e integral en los primeros años de vida incluyendo el periodo de tres a cinco años.

El desarrollo socio-afectivo en el niño juega un papel fundamental en el afianzamiento de su personalidad, autoimagen, auto-concepto y autonomía, esenciales para la consolidación de su subjetividad, como también en las relaciones que establece con los padres, hermanos, docentes, niños y adultos cercanos a él, de esta forma va logrando crear su manera personal de vivir, sentir y expresar emociones y sentimientos frente a los objetos, animales y personas del mundo, la manera de actuar, disentir y juzgar sus propias actuaciones y las de los demás, al igual que la manera de tomar sus propias determinaciones.

La emocionalidad en el niño es intensa, domina parte de sus acciones, pero es igualmente cambiante: de estados de retraimiento y tristeza, puede pasar a la alegría y el bullicio, olvidando rápidamente las causas que provocaron la situación anterior. El control sobre sus emociones es débil, no pone distancia entre él y sus sentimientos y difícilmente llega a criticarlos, juzgarlos o corregirlos; es impulsivo y vive con profundidad sus penas y alegrías, haciendo a veces que sus temores sean intensos. El niño pone emoción y sentimiento en todo lo que hace, y mucho más aún cuando la actividad es lúdica, por ello las realiza con entusiasmo o por el contrario se niega con gran resistencia a realizarlas.

El niño va logrando su desarrollo afectivo a través de esta emotividad y sus diferentes manifestaciones, de la misma forma como las otras personas, especialmente los más cercanos y significativos para él, como docentes, adultos, amigos, las asumen y le ayudan a vivirlas. Una relación positiva con ellos es estimulante y eficaz, así como una negativa malogra los esfuerzos de los niños y crea riesgo de desarrollar cualquier tipo de conductas frustradas o sentimientos de fracaso.

Procurar un adecuado desarrollo socio - afectivo del niño implica facilitar la expresión de sus emociones, tanto de ira, rabia, temor, llanto, como también de bienestar, alegría, gozo, amor, entusiasmo, darle seguridad en sus acciones, facilitando la oportunidad de escoger, decidir y valorar dentro de una relación de respeto mutuo, de aceptación, de cooperación voluntaria, de libertad de expresión, de apreciación de sus propios valores y de solidaridad y participación, hace parte de la formación para la vida, por cuanto permite a los niños ir creando su propio esquema de convicciones morales y de formas de relacionarse con los demás.

Competencia:

  • Fortalece su identidad al establecer su auto-imagen y el inicio de su auto-concepto.

  • Comienza a establecer la relación afectiva con su mundo al entregar y admitir ser amado y aceptado por los miembros de su familia y compañeros de  grupo.

  • Desarrolla su potencial sexual reconociendo su género y el de los demás, gozando del compartir, la ternura y el afecto con los otros.

  • Establece  relaciones entre sus emociones y sentimientos con las reglas impuestas por sus mayores, demostrando control y respeto para consigo mismo y los demás.

  • Reconoce su contexto natural y social, la dinámica de sus valores y reglas y la dependencia biológica de todos con la naturaleza, desarrollando su curiosidad y estableciendo relaciones de armonía con los demás.

  • Acepta y manifiesta amor con los  miembros de su familia y disfruta el sentimiento de la amistad  gozando de los espacios familiares y el compartir de sus  sentimientos con sus amigos.

Asignaturas 

  • Maternal: Mi vida y los valores. 

  • Preescolar: Los Valores.

Colegio la Gotica del Saber

© 1992 COLEGIO LA GOTICA DEL SABER - LICENCIA DE FUNCIONAMIENTO 0795 DE 2016 - Situación Legal

Neiva, Colombia | colegiolagoticadelsaber@yahoo.es | +57 (038) 872 3234